Música

Suede y sus “Pensamientos Nocturnos”

Desde principios de esta década hemos vivido inmersos en un britpop revival, ya que aquellas bandas que marcaron las década de los noventa y en su mayoría tomaron un descanso indefinido en los primeros años del nuevo milenio, retornaron trayendo consigo la nostalgia de su época de esplendor y cautivando a oídos más jóvenes con los clásicos que en su momento enaltecieron la bandera británica usada como símbolo de identidad.

Una de las agrupaciones emblemáticas de aquellos años, es sin duda Suede o The London Suede (como se le conoció en Estados Unidos), formados en 1989, que rápidamente fueron captados por la crítica como un proyecto prometedor con influencias de glam rock y un sonido que en momentos evocaban al Ziggy Stardust de Bowie e incluso a The Smiths. Sin embargo; con una carrera exitosa, la salida de una de sus mentes maestras: su guitarrista Bernard Butler, y cinco álbumes bajo el brazo, al igual que algunos de sus contemporáneos, Suede se separó en 2003 durante el eclipse de la nueva ola de la nueva ola.

A inicios de la última década, la banda se reunió para presentarse en festivales como Coachella y visitando nuestro país para la edición 2012 del Corona Capital. A partir de ese momento, los londinenses han editado dos discos más: Bloodsports (2013) y Night Thoughts lanzado hace algunos días.

La última producción del grupo, es un disco de calidad cargado del dramatismo al que nos tienen acostumbrados. De principio a fin, el material envuelve la atmósfera del lugar con sonidos densos, en ocasiones oscuros y tracks como When you are Young, Pale Snow y The Fur & The Feathers lo demuestran; además de estar acompañados de una impecable voz por parte de Brett Anderson, cuya capacidad vocal se mantiene intacta a pesar del paso del tiempo.

Por otro lado, y sin dejar atrás el drama, las guitarras estruendosas hacen su aparición en canciones como Outsiders, I don’t know how to reach you o Tightrope, todas cargadas del sello característico de Suede presente desde los primeros años de la banda y con añoranza devolviéndonos por momentos a los ya lejanos noventa.

Si bien Night Thoughts contiene temas que se destacan como Learning to be, en general no es el mejor material de la banda, debido a que no ofrece nada nuevo en comparación de su predecesor y reitera la fórmula usada por estos británicos en sus años de gloria. A pesar de estos contras, es un disco que se disfruta en calma y soledad, que llevará tu ánimo de abajo hacia arriba en múltiples ocasiones y te contagiará de la melancolía que sólo Suede le impregna a las canciones.

Por: Ro García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: