Política.

¿Qué se quiere maquillar con el circo distractor montado alrededor del Papa?

El pasado 12 de enero arribó a México el Papa Francisco bajo el mote de “misionero de misericordia y paz”, dos aspectos inexistentes en nuestro país si tenemos en cuenta a los 57 mil asesinados que lleva el actual sexenio, a las 25, 955 personas hasta hoy desaparecidas o bien a los 55.3 millones de mexicanos que viven en la pobreza total. Sin embargo hay que estar tranquilos pues la justicia, el bienestar y la paz la dará Dios, o al menos eso nos quiere dar a entender el Gobierno mexicano para deslindarse de su responsabilidad.

Nueva cortina de humo.

En los últimos meses el Estado mexicano ha sido forzado a oprimir varias veces el botón de emergencia para ocultar la preocupante situación que cubre al país en materia política, económica y social.

La desaparición forzada de 5 personas así como el asesinato de una periodista en Veracruz, la devaluación del peso, la caída en los precios del crudo, la crisis sociopolítica de Guerrero y las 49 personas muertas en el penal del “Topo Chico” son solo algunas pruebas del contexto que vivimos hoy en día.

Pero en lugar de tomar decisiones serias para enfrentar estas problemáticas, la élite política opta por distractores como la captura del Chapo 2.0 y la ahora primera visita del Papa Bergoglio que viene a “sanar heridas” en puntos clave que no fueron escogidos al azar y que a continuación sabrás el por qué.

Ecatepec (el municipio con más feminicidios en el país).

En los últimos 2 años este municipio ubicado en el Edo. De México ha registrado la muerte de 110 mujeres convirtiéndolo en el primero en declarar la alerta de género. Con esta cifra se considera que al menos una mujer ha sido asesinada a diario durante la actual administración del Gobernador Eruviel Ávila Villegas.

Como dato sobre esto del año 2005 al 2014 se han registrado 17 550 decesos de mujeres en toda la República siendo el Edo. De México (con 16.1 por ciento de los casos) la entidad con mayor número decesos a causa de este delito.

Chiapas (un Estado olvidado al Sur del país).

Históricamente esta entidad ha sido marginada. La crisis económica, la desigualdad, el hambre y la represión del Gobierno a movimientos como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional se han convertido en constantes que han tenido que soportar día a día los habitantes de esta entidad.

Si sumamos a lo anterior la presencia de grupos criminales como los “Zetas” y la crisis humanitaria de migrantes que vienen del Sur del continente, nos damos cuenta de por qué Tuxtla Gutiérrez es una locación que conviene visite el Papa.

Michoacán al borde de la guerra civil.

Desde la creación de los grupos de autodefensa en 2013, las autoridades mexicanas se han visto en jaque por la ineptitud de sus acciones en la lucha contra el crimen organizado, ante esto un sector creciente de la población opta por la defensa propia en reacción a la corrupción y falta de decisión por parte del gobierno.

Esta movilización civil es peligrosa para los que están en el poder, pues de mostrar su eficacia puede que se propague por toda la república, causando un levantamiento armado que pondría a México en vísperas de una nueva revolución.

Los asesinatos y detenciones injustificadas de civiles por parte de grupos delictivos así como de las autoridades convierten a Michoacán en una bomba de tiempo.

Ciudad Juárez y los estragos de la violencia.

Pese a la aparente calma que ha recobrado la que alguna vez fuera la ciudad más peligrosa del mundo; la falta de empleo y el transito incesante de “refugiados mexicanos y centroamericanos” que buscan cruzar a EE.UU con la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida hacen que Juárez siga siendo un foco rojo para las autoridades.

La Cd. MX y el cobro de impuestos a la Iglesia.

Se han expuesto los motivos por los cuales al Gobierno de Enrique Peña Nieto le conviene la visita del Papa Francisco, sin embargo este también viene con su propia agenda y uno de los puntos más críticos de esta es la negociación con el Gobierno mexicano de la no fiscalización que planea hacer el SAT a las limosnas y el cobro de impuestos a las iglesias.

Todo esto encaja a la perfección cuando nos encontramos con que el Papa Bergoglio es el primer Papa en reunirse con un presidente de México en Palacio Nacional con carácter de jefe de Estado, un jefe que viene en representación del Vaticano y por lo tanto en nombre de la iglesia católica a la cual se quiere implementar los impuestos.

Si bien la fe no tiene nada de malo, se debe observar muy bien y más cuando se usa como “solución milagrosa” de problemáticas cuya responsabilidad pertenece a los servidores públicos.

 

Por: Eduardo López. 

Fuentes: Aristegui Noticias, El Universal, SinEmbargo, CNN, Scielo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: