Música

Crónicas de Vive Latino: Día uno

La espera terminó y el gran día llego, la decimoséptima edición del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino comenzó el sábado 23 de abril en las inmediaciones del Foro Sol de la Ciudad de México. La afluencia se dio cita en el venue para disfrutar de varias horas seguidas de actos musicales, proyección de documentales e incluso rutinas de stand up.

Desde la entrada del lugar, la vibra característica del evento se sentía: montones de gente aquí y allá, algunos corriendo para llegar a alguno de los cinco escenarios, otros más tomándose fotos o disfrutando del precopeo en los puestecillos y tiendas ubicadas a las afueras del recinto.

Arribé por ahí de las 14:00 horas y me dirigí al Escenario Indio para ver a Lost Acapulco. Mientras caminaba me sorprendió ver la nueva distribución de los escenarios, pues resultó un híbrido de lo que conocíamos en años anteriores, un acierto desde mi humilde punto de vista.

Al llegar al escenario principal, El Reverendo, Warpig, Crunchy y Sr. Ramírez tocaban su célebre cover de “Demolición”, lo cual marcaba la recta final de su show, aunque no se despedirían sin interpretar uno de sus himnos: “Olvidemos el romance”. Si bien los presentes se notaban emocionados y bailaban al ritmo del surf, era evidente el bajo número de gente en comparación con años anteriores a esa hora, ese escenario y esa misma banda, aunque tal vez sea sólo mi perspectiva.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 12.00.11.png
Lost Acapulco [Foto: Vive Latino]
Tengo que aceptar que me entristeció no alcanzar la presentación de los colombianos Pedrina y Río; sin embargo, mi segunda parada en el festival fueron sus sucesores en el Escenario Tecate, me refiero a Reyno, aquella banda de la que en ocasiones se dice, podrían convertirse en una de las bandas referentes de esta generación. Ellos lo dan todo en escena y tocan impecablemente, además de que la capacidad vocal de Christian Jean no deja absolutamente nada que desear. Sus canciones son tranquilas y melosonas, por lo que no se prestan para echar mucho desmadre, pero si para cantar a todo pulmón y romancear un poco (si la ocasión lo amerita).

Más tarde, fue momento de ver uno de los actos que más esperaba de ese día, era turno de Daniel Riveros Sepúlveda, mejor conocido como Gepe, cuya presentación se programó en el Escenario Claro Música, donde la concurrencia llegó puntual para presenciar un espectáculo lleno de color y sabor latinoamericano. A pesar del incidente con el sonido, el chileno libró bien la tarde y puso a bailar a todos tanto con canciones incluidas en su nuevo álbum, como con éxitos anteriores a éste y expresó la dicha que le causa tocar en el festival y en nuestro país en general.

Después de mucho discutir con mis acompañantes, la decisión final fue regresar al Escenario Tecate para ver a Comisario Pantera, una banda que personalmente he visto infinidad de veces, pero esta vez quería escucharlos por primera vez sin el bajista Iván Vidauri, quien hace poco tiempo dejó la agrupación para convertirse en solista.

No era de sorprenderse que tuvieron bastante convocatoria, pues estos muchachos han trabajado bastante para alcanzar el lugar en el que se encuentran, además ahora cuentan con sección de metales dentro de los arreglos que hicieron para el EP “Tiempos mejores” y otras de sus canciones más conocidas; sin embargo, aún es necesario un mejor amarre del sonido de estos nuevos arreglos en vivo, ya que es una buena idea, sólo que deben trabajar un poco más en ello.

Poco antes de las seis de la tarde, la inclemente lluvia hizo su aparición y durante la presentación de DLD cayó sobre los asistentes. Paco Familiar y compañía ya dominan bien el escenario principal del Vive Latino, por lo que suelen cumplir con las expectativas planteadas, aunque tal vez hubiera sido mejor dejarlos descansar del festival un poco dado que tocaron ahí justo el año pasado en horario similar.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 12.07.13.png
DLD [Foto: Vive Latino]
Un rato después, fui de vuelta al Escenario Tecate para ver uno de los shows más concurridos del día: León Larregui. En verdad la gente llenó por completo el Estadio Jesús Martínez “Palillo” para escuchar al vocalista de Zoé en su versión solista. No tengo palabras para expresar lo sorprendida que estaba en esos momentos por la cantidad de gente que estaba a mi alrededor, además he de aceptar que Larregui suena muy bien en solitario y justifica la relevancia que tiene su nombre en la escena del rock nacional. Con León sucede un efecto similiar al de Reyno, no se prestan para el desmadre, pero si para romancear bastante.

 

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 12.10.29.png
León Larregui [Foto: Vive Latino]
Al concluir la presentación de Larregui, tras casi una hora de espera, subió al escenario Natalia Lafourcade, otro de los shows fuertes del día.

Lafourcade comenzó con un set completo de su más reciente material, “Hasta la Raíz”, uno de los mejores discos del 2015 y con el que Natalia se ha consolidado por completo como una de las figuras más importantes de la música nacional. Sus interpretaciones son emotivas y de gran calidad sonora, por lo que más de uno se conmovió hasta las lágrimas al escucharla.

Pero después de tantos sentimientos encontrados, Natalia Lafourcade hizo un breve recorrido por su carrera musical interpretando piezas como “Casa”, “En el 2000” y “Ella es bonita”, además de agradecer al público por hacer la noche más cálida con la energía entregada por todos.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 12.11.58.png
Natalia Lafourcade [Foto: Vive Latino]
Un rato después de Natalia, en el Escenario Indio se presentó Bunbury, otro de los shows más recurridos de la noche; la plancha del Foro Sol y la sección de gradas estaban a reventar en ciertas partes. El español deleitó a sus fans con canciones viejas y tan viejas que hizo suyo el escenario como en ocasiones anteriores.

Casi al final de la jornada, en el Estadio Jesús Martines “Palillo”, los regiomontanos de Plastilina Mosh pusieron a bailar a la gente durante toda su presentación, la que fue algo emotiva debido a que conforme iban tocando, Jonas evocaba anécdotas sobre las rolas e hizo referencia al hecho de llevar veinte años en la escena y recordó que sus primeros materiales vieron la luz a mediados de los noventa en pleno auge de la “Avanzada Regia”.

Con los pies cansados, el peso de un día entero de música y diversión sobre los hombros, llego el momento de ver a Los Auténticos Decadentes hacerlo de nuevo: poner a brincar, cantar y bailar a la audiencia cual tribuna de estadio, mientras la gente movía los brazos y arremolinaba sus cálidas en el aire al ritmo de estos argentinos más que consagrados en el rock latinoamericano. Desde “Como me voy a olvidar” a “Distrito Federal”, dejaron claro porqué llevan casi treinta años como banda y su intención de no dejar de ser quienes son para seguir siendo un ejemplo para las nuevas generaciones de músicos.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 12.14.53.png
Los Auténticos Decadentes [Foto: Vive Latino]
Al concluir el espectáculo de los Decadentes, fue momento de volver a casa y justo ahí en medio del caos que es la salida siempre, reflexionaba sobre la forma en que el festival a fluctuado y cómo permanece siendo un referente para la escena del rock; sin embargo, también es necesario que se renueve un poco para poder continuar en el gusto de la gente y así no se pierda la costumbre de acudir de forma anual al Vive Latino.

Por: Ro García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: