Cine & T.V.

The Post: los oscuros secretos del Pentágono… o lo que conlleva la verdad

Seguimos contando los días para la entrega de los Premios de la Academia, y cada vez es más grande la emoción; así que es obligatorio continuar con las reseñas que les hemos estado trayendo los días pasados sobre las cintas nominadas a Mejor Película, hoy es momento de The Post: los oscuros secretos del Pentágono.

Dirigida por el estadounidense Steven Spielberg, con un guión a cargo de Liz Hannah y Josh Singer, The Post es una cinta que retrata a la perfección una batalla constante entre el periodismo y el gobierno, lo cual no suena para nada desconocido o descabellado, si lo vemos desde nuestro propio contexto, ¿no?

Los intereses, la censura, los secretos, el miedo, la valentía, la lucha por la verdad y la ética; ubiquémonos en los años 70, una década de cambios y posturas remarcadas (movimiento hippie), pues justo en ese momento se desarrolla la historia cuando sale a la luz un encubrimiento en el que están involucrados cuatro presidentes de los Estados Unidos con respecto a la horrorosa Guerra de Vietnam.

En este punto, la trama comienza a tomar otro sentido cuando el periódico The New York Times decide relucir la verdad en sus páginas, lo cuando da pie a que el The Washington Post, le siga la huella y su equipo de periodistas se sumerjan en esa investigación, cuyo principal adversario es el gobierno.

Sin embargo, todo gira en torno a las dos cabezas principales de la publicación: por un lado Katharine Graham (Meryl Streep) quien tiene que tomar la decisión entre publicar o no la noticia, aún sabiendo las consecuencias que ello podría tener y teniendo en cuenta que es la primera mujer en dirigir un diario de aquel país (por lo que la presión aumenta). Y por el otro lado, se encuentra el editor en jefe Ben Bradlee (Tom Hanks), quien representa particularmente a aquellos periodistas fieles a su profesión a quienes no les importa arriesgar su vida con tal de mostrar la realidad a la sociedad.

“¿No irías a prisión para detener esta guerra?”

Lo anterior, podría fungir como pura ficción, sin embargo es basado en hechos reales… y es justo eso, lo que vuelve a este filme todavía más interesante. Aunque no voy a mentir, al principio puede ser algo confuso, pero conforme los minutos avanzan todo toma otro ritmo, y más, si lo vemos desde la perspectiva de los tiempos actuales, pues incluso han relucido comparaciones entre Richard Nixon (presidente en ese tiempo) y Donald Trump (presidente actual).

Ahora, con respecto a lo que vemos en pantalla, podría atreverme a decir que básicamente lo que te hace permanecer ahí es la incertidumbre y suspenso que muestra la historia, pues es una cinta un tanto plana visualmente, aunque tengo que asumir que las locaciones son un punto a favor, sí, aunque la mayoría sea dentro de una redacción.

Así como ciertas tomas, que a pesar de no ser extravagantes son realmente buenas por naturaleza (gracias a su enfoque realista), algunas con puntos de fuga interesantes , además del constante seguimiento de la cámara a los personajes, lo cual detona apreciar la interpretación.

¿Y qué decir de las actuaciones? Tanto Meryl Streep como Tom Hanks, excelentes. Primero la multifacética Meryl Streep, quien por cierto, gracias a esta película consiguió su nominación número 21 en los Premios Oscar (un récord que hay que aplaudir), ya la hemos visto trabajar en papeles de todo, sin embargo en esta película, quedamos complacidos al verla empoderarse y hacer lo que solo ella sabe (aplausos), aunque no es favorita.

Y Tom Hanks, otro grande, a pesar de no haber conseguido una nominación en los premios de la Academia, simplemente podemos decir que dio una cátedra de actuación y su papel complace, gracias a la fortaleza que retrata muchos valores periodísticos.

Es por lo anterior, por lo que podemos decir que esta nueva entrega de Steven Spielberg de drama histórico, es uno de esos filmes que no puedes dejar de ver antes de los premios del domingo, pues en 1 hora 57 minutos de duración, nos da a entender muchas cosas, nos hace reflexionar sobre nuestro presente, retoma problemáticas sociales que a veces nos cuesta un poco ver, así como le da un gran valor al periodismo, y su principal enfoque y compromiso con los gobernados y no con los gobernantes.

La cinta fue estrenada en México a comienzos de este mes, el 2 de febrero, por lo que aún continúa en cartelera en algunos cines. Por último, podría decir que aunque no sea favorita y solo haya conseguido dos nominaciones al Oscar en total, recordemos que no es la primera vez que el séptimo arte retrata hechos desde la perspectiva periodística, los cuales se convirtieron en historia, ta es el caso también de Spotlight (aquella que retrataba casos de pederastía en el país del Norte), ganadora hace dos años de la estatuilla a Mejor Película. Por lo que nuevamente digo… solo queda ver qué pasa.

Por: Anna Brenda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: