Cine & T.V.

Dunkirk: el verdadero significado del triunfo

Luego de pasar por siete filmes previamente y estar demasiado cerca de la noche del domingo, ha llegado la hora de hablar de uno de las mejores cintas que nos regaló el 2017 y que también forma parte de los nominados a Mejor Película de los Oscars, se trata de: Dunkirk.

Escrita, coproducida y dirigida por el británico-estadounidense Christopher Nolan (quien está dentro de los favoritos por Mejor Director), Durkirk o Dunkerque es una cinta de género bélico, basada en hechos reales: la Operación Dinamo.

La lucha, la desesperación, el trauma, la desesperanza/esperanza, el milagro, el triunfo, el amor por la patria; para comenzar a hablar de la trama, solo basta ubicarnos en el tiempo en el que se desarrolla, el año de 1940, para ser exactos, cuando con la caída de Francia del lado de los aliados, cientos de miles de soldados se retiraron a la ciudad francesa de Dunkerque en plena Segunda Guerra Mundial.

“Atrapados, 

esperan un rescate,

un milagro”

Al tener en cuenta lo anterior, la historia toma otro sentido con la aparición de Tommy (Fionn Whitehead), un soldado británico, único sobreviviente de una emboscada alemana, quien observa y vive esperando una evacuación que lo a él y a aquellos soldados que lo rodean en el puerto. En su vivencia, aparece Gilbson (Aneurin Barnard), un soldado misterioso y temeroso que durante el primer encuentro entierra un cuerpo en la arena; más adelante Alex (Harry Syles) otro soldado a quien ayudan luego de otra emboscada…

Por otra parte en Weymouth, luego de un llamado de la Marina Real en el que se pide a los buques civiles acercarse a las costas de Dunkerque para ayudar a salvar más vidas, el Sr. Dawson (Mark Rylance) y su hijo Peter (Tom Glynn-Carney) parten en su bote nombrado “Moonstone” junto con George (Barry Keoghan), quienes estan dispuestos a arriesgar su vida con su nación siempre en el corazón, heroísmo y con la esperanza de poder rescatar a aquellos soldados, entre ellos un oficial (Cillian Murphy) que encuentran a su paso…

Alternamente, en el cielo,  los pilotos Farrier (Tom Hardy) y Collins (Jack Lowden) se dirigen a Francia es sus respectivos Spitfires, salvando dragaminas de bombardeos alemanes.

Detallar cada situación sería demasiado (para aquellos que aún no han visto el filme), y esto no es un spoiler, ¿cuántas veces no hemos visto en películas que se ubican en la Segunda Guerra Mundial, lo desgarradoras y crueles que pueden ser? Dar un contexto exacto sería fatal, pues ya sabemos el motivo de la lucha, aunque nada que ver en narrativa y visualmente hablando con Darkest Hour (reseña que ya te dimos antes), ésta puede ser un buen preámbulo para comprender la batalla y la operación desde un punto de vista más político (claro, si te cuesta un poco de trabajo recordar con exactitud tus clases de Historia Universal).

Lo que diferencía a Dunkerque, es que Christopher Nolan explora la batalla pero a la vez relata facetas más humanas como el sufrimiento, la supervivencia y el heroísmo tanto de los soldados como de los civiles implicados, y eso no es lo mejor, sino que lo retrata desde tres perspectivas diferentes: la tierra, el mar y el aire, con lo cual toma otro sentido, a lo ya antes visto.

“Las guerras no se ganan evacuando, pero hay un triunfo en este rescate que debe ser mencionado…”

 

Respecto a lo que vemos en pantalla, no sé ni por dónde empezar, pero será la fotografía (nominada) a cargo de Hoyte van Hoytema: tomas magníficas, perfectas por naturaleza desde muy abiertas hasta más detalladas, tienen profundidad, tienen sentido, capturan el panorama no solo visual sino también interno de los personajes y del ambiente; los movimientos son un constante juego de la cámara que sigue la acción; la paleta de color es tan clara pero también te impregna el peligro y esperanza, que persigue durante el transcurso de 106 minutos. De verdad que lo tiene todo, pues no podíamos esperar menos de Christopher Nolan.

Lo anterior, soportado por locaciones muy llamativas y un diseño de producción perfecto (creo que ya di demasiados adjetivos, lo siento), pues solo remitirnos a la época, siempre requerirá exigencia y Dunkirk lo cumple; ahora, en cuanto a la banda sonora (nominada) a cargo de Hans Florian Zimmerque, la cual acompaña a lo visual , solo puedo decir que marca el ritmo de la película y retrata todo lo que acontece de una forma muy particular, pues soporta las acciones y sigue a los personajes en su trayecto desde una manera traumática hasta heroica. Y ni qué decir del montaje (nominada), otro punto a favor y le da aún más magia al filme.

Pasando a las actuaciones, es cierto que la película no cuenta con tantos diálogos, más en un principio, sin embargo es un claro ejemplo de que visualmente te atrapa y que un personaje al decir dos o tres líneas y sentir en carne propia los acontecimientos, puede decir mucho más. En este punto, nos encontramos con un conocido Tom Hardy que a pesar de no tener gran soporte de la trama, siempre será reconocido por su buen desempeño en la pantalla, y también yo diría que es necesario mencionar a Mark Rylance (con un Oscar en su trayectoria) y Cillian Murphy.

No obstante lo que hay que resaltar son las revelaciones que tenemos en la cinta: entre ellas el de Fionn Whitehead que desde un principio nos acompaña en la narración y transmite un montón de sentimientos; también me atrevería a decir que Harry Styles (sí, el de One Direction), realmente no pensé alguna vez verlo en un papel así y créanme que por algo debutó en el cine y con Christopher Nolan, no puedo decir que fue lo máximo, pero sí tiene cierto reconocimiento, así como el misterio de Aneurin Barnard; solo por mencionar algunas actuaciones (que por cierto todas son de hombres), trabajo que la Academia olvidó, pues ninguno obtuvo alguna nominación.

Aún siento que me faltan más cosas por mencionar, sin embargo lo anterior son grandes detalles de Dunkirk; y amigos, lo admito, me encuentro con otra de mis favoritas y tengo que decir que no soy tan fan de las cintas que se encuentran en el género bélico, incluso me atrevo a pronunciar que en un principio puede que a pesar de saber el nombre del director, no hubiera tomado con tanta seriedad la obligación de ver este filme (de lo cual me arrepiento); y es que desde el primer minuto (no miento), me atrapó, pues el mensaje va más allá de retratar la guerra y es algo muy significativo.

Dunkirk, se encuentra nominada en ocho categorías: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía, Mejor Banda Sonora, Mejores Diseño de Producción, Mejor Sonido, Mejor Edición de Sonido y Mejor Montaje; a pesar de que fue estrenada en julio del año pasado y que ya no la podemos ver en cartelera, ya está disponible en México en DVD y Blue-ray, y tendremos que esperar a que quizá Netflix la suba.

Por: Anna Brenda.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: