TIGRESAS CAMPEONAS

Ante un espectacular inmueble y una histórica asistencia de la afición regiomontana que sumó más de 40,000 personas, la Liga MX Femenil tiene nuevas campeonas. En un partido peleado, sufrido y con un final dramático y emocionante, Tigres consiguió la victoria en el gigante de acero sobre las Rayadas del Monterrey para alzarse como las nuevas monarcas de la Liga Femenil, lo anterior en la tanda de penales.

Con un partido de ida que finalizó con un empate 2-2, el juego de vuelta enfrentaba a los dos equipos de la sultana del norte, quienes desde el silbatazo inicial, dejaron todo en la cancha y pelearon cada balón a muerte, sin embargo las primeras en encontrar la portería rival serían las visitantes, quienes al minuto 18 tomaron el balón en su propia área y culminaron con un golazo de Lizbeth Jacqueline Ovalle, quien luego de correr por toda la banda izquierda, hizo un recorte al centro del campo para golpear el esférico y mandar el esférico al ángulo, poniendo así el 0-1.

Para la segunda parte, las Rayadas salieron con todo en busca del empate, el cual cayó al 49 de tiempo corrido gracias a Rebeca Bernal quien cobró una pena máxima cometida por la arquera visitante y marcó el empate a pesar del buen lance de la portera de Tigres.

A pesar de la anotación, ningún equipo bajó los brazos y al minuto 78, el esfuerzo recompensó a Tigres con el segundo gol anotado por Katty Martínez quien definió con mucha tranquilidad un mano a mano ante la portera rayada.

Sin embargo, las jugadoras de Monterrey no bajaron el ritmo y buscaron el empate con fiereza, la cual fue recompensada en el tiempo agregado luego de una buena jugada colectiva, que culminó en un centro al área el cual fue correctamente cabeceado por Norali Armenta para el agónico empate local.

Con la igualdad en el marcador después de los 90 minutos, tuvimos que ir hasta los penales donde el juego se definió para las visitantes con un marcador de 4-2, esto después de que las Rayadas fallaran un cobro y la portera María Martínez atajara otro, con lo cual las jugadoras de Tigres se convierten en las segundas campeonas en la joven historia de la Liga MX Femenil, tal como lo hiciera Guadalajara hace seis meses.