En un juego de tiempos, Kadhja Bonet prepara el lanzamiento de “Childqueen”

El amor impregnado en cada una de las melodías y letras de Kadhja Bonet, que nos llevan por un camino hacia el autodescubrimiento, es lo que nos espera en su segunda producción discográfica bajo el nombre de Childqueen, cuyo lanzamiento está programado para el cercano 8 de junio, y del cual se desprende el sencillo Delphine, el tema que nos prepara el lanzamiento del disco.

Primero, hablemos un poco de Delphine, canción que nos traslada al antiguo oráculo de Delfos, la figura casi mágica que sin duda pretendemos encontrar en el mundo de Bonet, imagen que se esclarece cuando comienza a cantar sobre la amabilidad de todos los días.

Por su parte, Childqueen, escrito, interpretado, producido e incluso mezclado por Kadhja, quien siempre se ha encargado de crear su música, el nuevo material nace través de la marca Fat Possum en colaboración con el sello OBE de Anderson Paak, el cual promete sumergirnos a una serie de canciones para nada casuales que van más allá de simples versos, lo cual nos remontará a un juego de tiempos… la nostalgia del pasado, el camino hacia el futuro y el para nada alejado presente.

Con una voz dolorosa pero al mismo tiempo encantadora, la cantante, productora y multi-instrumentista también nos promete también un viaje a través de la complejidad del jazz y el soul, así como entre sonidos desbocados por las flautas, violines, guitarras, entre otros que en su mayoría son interpretados por la misma Bonet.

A todo esto, recordemos que Khadja llega a la música de forma temprana a través de una rigurosa formación musical durante su niñez cuando comenzó tocando el violín y la viola, paralelo a sus incursiones con la flauta, guitarra y composición.

Su evolución comienza cuando decide dejar la música clásica para encontrar su propio estilo con sonidos más graves, claro, desde una perspectiva instintiva y desde una reflexión cálida más allá de la formación académica o la teoría del pasado, y de ahí surge su primer material The Visitor.

Por: Anna Brenda.