Coordenada 2018: Un SÍ en los festivales al interior del país

Este fin de semana se llevó a cabo la quinta edición de Coordenada en Zapopan, Jalisco, y la verdad nos sorprendió, pues la experiencia de asistir a un evento fuera de la Ciudad de México (donde estamos asentados) resultó muy enriquecedora.

La jornada comenzó el viernes 19 de octubre con jóvenes proyectos conocidos como Marcela Viejo, LNG/SHT y Chingadazo de Kung Fu, quienes demostraron por qué se encuentran en crecimiento constante, ya que el público los arropa y aplaude en cada uno de sus shows.

La tarde avanzaba y el clima era perfecto, lo cual daba pauta para disfrutar a las bandas con una cerveza helada (o más). A pesar de haber horarios bien distribuidos, las difíciles decisiones se hacían presentes de vez en vez, pues habría que escoger entre una IMS y Odisseo, o Enjambre y Johnny Clarke.

Cabe señalar que a pesar de haber una buena ubicación de escenarios, el camino que llevaba del Tecate Light y AT&T a los otros dos (que estaban juntos) era bastante complicado y fácilmente podías perderte tratando de moverte, por lo que era necesario tener muy estudiado el terreno para evitar retrasos entre banda y banda.

La tarde se convertía en noche y una de las favoritas del line up subió apareció en escena: St. Vincent, quien sorprendió a propios y extraños con su entrega en el escenario, donde se mueve con naturalidad y muestra su indiscutible talento.

St Vincent Coordenada by David Barajas 02
Foto por: David Barajas

Vicentico y The Magic Numbers tocaron en horarios simultáneos, pero con propuestas y públicos muy diferentes; el primero con un setlist dividido entre canciones de su proyecto solista, algunas otras de Los Fabulosos Cadillacs y hasta un cover de David Bowie.

Por su parte, los británicos dieron un show muy emotivo en el que hicieron un breve recorrido por su discografía, en la que hasta la fecha destacan las interpretaciones de sus primeros éxitos (datados de 2005), cuando la escena independiente internacional gozaba de gran auge.

Poco a poco se acercaba el final del primer día de actividades y llegaba el turno de dos grandes agrupaciones: Miranda! y Fobia. Por un lado, los argentinos se caracterizan por dar shows con vestuario extravagante y coreografías, lo cual dio un giro diferente al evento, pues suelen ser elementos que poco vemos en un festival de esta naturaleza y otorgan un toque de frescura en comparación con lo que estamos acostumbrados a ver.

Desde el otro escenario, la banda liderada por Leonardo de Lozanne demostró por qué siguen siendo de los favoritos del rock en español, pues éxito tras éxito no dejaron descansar a los asistentes que cantaban al unísono los clásicos de la agrupación, que se encuentra en pleno festejo por su aniversario número 30 y está de gira con su alineación original.

Pero fueron otros favoritos de la gente los encargados de cerrar la jornada en el escenario Tecate Original: Zoé, quienes tuvieron un gran recibimiento y encantaron a sus fans con éxitos de casi todos sus álbumes.

Canciones como “Últimos días”, “Arrullo de Estrellas”, “Poli”, “Paula”, “Hielo”, entre otras, fueron coreadas una a una por millares de personas que disfrutaban a la banda de Larregui, Acosta, Mosqueda, Báez y Guardiola, quienes sonaron impecable y gozaron de un buen show de luces.

Sin embargo, la noche del viernes no culminó ahí, pues del otro lado del Parque Trasloma, Mi Banda El Mexicano puso a bailar a todos aquellos que aún no estaban listos para acabar la fiesta y seguían con ganas de más. La energía seguía a tope, no obstante, había que guardar un poco para el segundo día de Coordenada.

Sábado 20 de octubre

A la tarde siguiente, el Parque Trasloma se veía más concurrido que el día anterior, y aunque había amenaza de lluvia, la actitud de los asistentes estaba al cien. Las actividades comenzaron con Los de abajo, banda de ska emblemática, quienes están preparando nuevo material con su alineación original con motivo de sus 25 años de carrera.

Justo en el escenario de enfrente, Lanza Internacional, el nuevo proyecto de los hermanos Durán (Los Bunkers) junto con Ricardo Nájera (ex IMS), llegaron para presentar su álbum debut, el cual se compone de 10 tracks con un sonido rock pop guitarrozo que bien se combina con secuencias de sintetizador, con el cual es imposible no ponerse a bailar.

Momentos más tarde, fue el turno de un par de bandas argentinas con propuestas muy distintas entre sí: Los Cafres y El mató a un policía motorizado.

Los primeros, una agrupación de reggae con larga trayectoria y que goza gran convocatoria, pues cuenta ya con una amplia lista de rolas infaltables. Y del otro lado, sus connacionales un poco más jóvenes que han sonado durísimo en los últimos meses tras el lanzamiento de su último material discográfico “La Síntesis O’konor”, el cual fue uno de los mejores álbumes de rock latino de 2017 y que continúan promocionando alrededor del continente.

Heavysaurios 02 ok

Otra de las grandes sorpresas del line up de Coordenada fueron los Heavysaurios, banda de heavy metal para niños que hizo vibrar el escenario AT&T, pues con poderosos riffs de guitarra, trajes de dinosaurio, headbanging y canciones que promueven un mundo mejor para los pequeños, lograron rotundo éxito entre el público compuesto por adultos jóvenes en su mayoría.

Al mismo tiempo, en uno de los escenarios grandes de Coordenada, sonaban los regiomontanos de Jumbo, quienes hicieron cantar a sus fans con canciones ya clásicas de la conocida Avanzada Regia, movimiento de que son clave. Además, aprovecharon la ocasión para anunciar la gira que darán con un ensamble de 14 músicos donde sonaran sus rolas en versión acústica y en colaboración con personajes como Daniel Gutiérrez (La gusana ciega), Alicia Villarreal, entre otros.

Conforme avanzaba la tarde, los shows estelares se acercaban y aparecían en escena el rapero Kase. O, la banda de electro rock Rey Pila y dos importantes bandas españolas: Love of Lesbian y Dorian.

La inminente lluvia estaba cerca y era momento de ver a DLD o bien, a The Voidz, proyecto de Julian Casablancas, el cual causaba mucha expectación entre los asistentes que reconocen al vocalista de The Strokes como una figura relevante del rock contemporáneo.

The Voidz Coordenada 2018 by David Barajas
Foto por: David Barajas

Una vez que las nubes comenzaron a precipitarse, lo hicieron de forma intermitente durante el resto de la noche; sin embargo, ello no apagó los ánimos y la fiesta siguió con Panteón Rococo y Django Django.

Más tarde, tres personajes abarrotaron sus respectivos escenarios: Enrique Bunbury, Residente y Siddhartha.

Por un lado, el español gozó de un público entregado y fiel que lo sigue a todos los lugares donde se presenta y se mantiene al pie del cañón, a pesar de infortunios como las fallas en la electricidad producidas por la lluvia.

Justo a lado, para el jalisciense Siddhartha, se notó claramente que se encontraba en casa, pues la gente lo reconoce y canta sus rolas con mucho sentimiento. Lamentablemente, él también sufrió los estragos del clima y su show se interrumpió varios minutos a causa de fallas técnicas causadas por el agua.

Residente, por su parte, es un especialista en armar la fiesta y Coordenada no fue la excepción, donde tuvo un bien recibimiento y puso a bailar a todos los presentes.

El festival llegó a la recta final y la energía debía mantenerse hasta arriba antes de la clausura, por ello Cuca atascó el escenario Viva Aerobus y demostró una vez más por qué son una banda imprescindible del rock en español.

Pero si de baile se trataba, un poco más a lo lejos, Sonido Gallo Negro hacía lo propio y convirtió la explanada del escenario AT&T en una verdadera pista, donde todos se movían al ritmo de la hipnótica cumbia psicodélica, la que dio pauta para incluso, armar “la viborita” que recorrió todo el espacio, un fenómeno poco visto en tiempos recientes.

Los actos estelares de la noche estaban por llegar: The Offspring, el show más concurrido de todo el festival y que hizo vibrar el lugar con esas rolas que remiten a los ya lejanos noventa y principio de los 2000. Sin duda, el sonido de la banda sigue vivo y joven, a pesar de que los años han pasado por los integrantes de la agrupación, quienes no dejaron de interactuar con sus fans en ningún momento.

Y para finalizar dos días de música y fiesta, Cypress Hill llegó y cerró con broche de oro Coordenada 2018, pues a pesar del frío que dejó la lluvia a su paso, al público no pareció importarle y quiso seguir bailando hasta el final, con las manos al aire y aquella nostalgia que queda en los ojos  al final de un festival.