Yesterday: El mundo es mejor con los Beatles

¿Te imaginas despertar un día y que los Beatles fueran olvidados por el resto del mundo? Esa es la situación que enfrenta Jack Malik (Himesh Patel), un músico con mucho corazón pero con grandes dificultades para despegar en la industria y quien es el protagonista de Yesterday, la nueva cinta del director Danny Boyle.

La carrera de Malik puede estar llena de complicaciones, pero por suerte cuenta con Ellie Appleton (Lily James), su mejor amiga, manager y enamorada -pero Jack es muy lento para darse cuenta- , quien lo acompaña a cada evento en el que se presenta y cree en su arte.

La vida de ambos toma un giro inesperado cuando él es atropellado por un camión, al mismo tiempo que ocurre un gran apagón mundial. Aunque las razones de lo que pasó resultan misteriosas, en el fondo se oculta un milagro para la carrera de Malik y de un momento a otro, la existencia del Cuarteto de Liverpool se borra de la mente de todos, menos de la de él, lo que le abre una puerta directa al estrellato.

Ya hemos visto antes esta historia, el músico que comienza a despegar a la fama debe conciliar su vida con el ritmo que exige el estrellato y lo que ello implica de forma personal como en el ámbito familiar, amoroso, etc.

En primera instancia, el argumento resulta interesante, aunque ya observándolo mejor se muestra un tanto endeble. No se trata de una biopic o una película que pretende serlo (recordemos Bohemian Rhapsody).

Llena de fan service, Yesterday es una comedia romántica bastante entretenida que pueden disfrutar desde los más fans de la música de John, Paul, George y Ringo, hasta aquellos que no estén tan inmersos en su sonido.

Pequeño spoiler: No esperes impactantes cameos. Una cinta de este estilo que cuente con alguien como Ed Sheeran –quien destaca mucho- dentro de su reparto podría tener la participación de Paul o Ringo, sin embargo, eso no pasa, pero no por ello todo está perdido. Boyle entiende y juega con las posibilidades que ofrece un mundo sin Beatles y guía al público a situaciones inesperadas y llenas de humor.

Claro, la crítica no puede faltar y si bien, Malik se apropia del trabajo de la mítica banda inglesa, su visión no deja de ser la de un fanático de trabajos como Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, Revolver o Abbey Road, por lo que pone una cuestión sobre la mesa: ¿Qué tan ético es tomar autoría del material? Por si fuera poco, su nueva manager de Los Angeles y la productora son una completa sátira de la industria musical, aquella que deja de lado espíritu e intenciones por ver ganancias al por mayor.

Sencilla y simpática, Yesterday regala una visión de lo que el mundo habría sido sin la presencia de los Beatles en él. No se trata del mejor trabajo de Danny Boyle, pero sí de una cinta bastante noble y disfrutable; si hay alguna lección que nos pueda dejar, esa es sin duda que el mundo es un lugar mejor con la música de los Beatles en él.

Por: Edgar Huerta.