La Chica Azul

Amigos de MN, es lamentable que en pleno 2019 aún no podamos ser un mundo en el que mujeres y hombres tengan los mismos derechos y privilegios.

Prueba de ello es la historia de una joven iraní llamada Sahar Jodayarí, quien amaba el futbol como cualquier otro hombre (u otra mujer en el mundo) y siempre buscaba la manera de alentar a su equipo, el Estheglal de Teherán.

Pero las leyes de su país le impedían entrar a un estadio; únicamente pueden ingresar hombres. Así que decidió disfrazarse de uno y poder vivir la experiencia de ver un partido de su equipo, sin embargo, fue descubierta y tiempo después se enteró que podría ser sentenciada a 6 meses de prisión por su acto.

Tras conocer esta sentencia, ‘la chica azul’, como era conocida debido a los colores de su equipo, se prendió fuego y a consecuencia de las quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo, hoy murió a los 29 años de edad.

La FIFA no ha hecho nada al respecto, miles de usuarios en redes sociales piden que una empresa tan enorme como ella presione al gobierno iraní para que deje a las mujeres ingresar a los estadios y también piden que veten a Irán de las competencias internacionales.

El futbol es un hermoso deporte que debería significar unión, amor y pasión; no desgracia, exclusión y mucho menos muerte. Este triste hecho deberá significar algo, tendrá que ser el inicio de un nuevo comienzo en cuanto a los derechos de las mujeres, no solo en ese país, sino en otros con ‘leyes’ y restricciones similares.

Descansa en paz, Sahar Jodayarí, “La chica azul”.

Por: Abraham Islas.